.

17 otra vez (2009)


Actualizada el 26 de Marzo de 2019
01 de Marzo de 2016
Sinopsis: A los 35 años, Mike (Matthew Perry) no ha alcanzado el éxito que todos preveían cuando en el instituto era la estrella del equipo de baloncesto y el que ligaba con las chicas más guapas. Después de 18 años vendiendo productos farmacéuticos no ha conseguido ascender en el trabajo, no tiene buena relación con sus dos hijos y se acaba de separar de su mujer (Leslie Mann). Una noche de tormenta, Mike ve al que fuera bedel de su instituto a punto de lanzarse desde un puente. Detiene entonces su coche para evitar el suicidio, pero cuando llega al puente, el hombre ha desaparecido y él cae al río. Cuando a la mañana siguiente, llega a casa de su amigo Ned (Thomas Lennon), se da cuenta de que ha vuelto a ser un adolescente de 17 años (Zac Efron). 


Director: Burr Steers

Guión: Jason Filardi

Fotografía: Tim Suhrstedt

Título original: 17 Again




Lo que se dijo de esta película:

- De una película que se titula “17 otra vez” no podemos esperar nada original ni novedoso, simplemente iremos a verla porque el actor o actriz protagonista nos guste, nos caiga bien o le admiremos, decir que no es novedosa no es una pega, ya sabemos a lo que nos enfrentamos, no podemos ni debemos esperar demasiado.

- Aunque ya haya quedado claro que la cinta no es original si cabe alabarle que intenta contar la historia de una manera un poco más adulta, por así decir, hay momentos inteligentes, con diálogos interesantes que hacen que se aleje mínimamente de lo que suelen ser este tipo de películas. Se adapta a los nuevos tiempos, con los móviles formando parte de la historia, el bullylling, hay momentos emotivos, situaciones y personajes originales, etc. Además las interpretaciones son mejores de lo que se podía esperar, centrándose en la belleza (ver sus constantes primeros planos) y el protagonismo impecable de Efron y en el muy buen hacer de todos los secundarios, aportando momentos divertidísimos.

- Esta película tiene muchos parecidos con aquella que se tituló 'REGRESO AL FUTURO', que era un viaje al pasado para reencontrarse con familiares (en este caso la madre del protagonista se enamoraba del que en el futuro sería su hijo, y en "17 again" el encuentro y enamoramiento es de la hija de padre retrotraído al pasado como un joven de su colegio) para luego regresar al futuro otra vez.

- No engaña a nadie. Ya existe un molde para estas películas preescrito y lo único que tienen que hacer director y guionistas es rellenarlo de algún material cien por cien reciclable. Si se han visto "Big", "Este cuerpo no es el mío"; "Ponte en mi lugar" y sigamos con los etcéteras de aquí a los años ochenta, nada de lo que sucede en "17 otra vez" supondrá la mínima sorpresa. Lo peor es que ni siquiera reinventa gags buenos. Lo mejor es que no es por fortuna Matthew Perry el protagonista de la película.

- Me esperaba, además, una simple actualización del film de Capra, con el guapo de turno a la cabeza. Lo que me encontré fue un poquito más, lo suficiente como para no haber lamentado haber ido a la sala de proyección, en una cartelera actualmente algo floja. El esquema básico es el siguiente: chico guapo y exitoso en el instituto, con futuro prometedor truncado por las circunstancias con las que la vida tantas veces te asalta; de repente, muchos años después, sin saber muy bien porqué la vida le da una segunda oportunidad, de forma mágica y muchas veces vista.

- La verdad es que se trata de una película enteramente disfrutable, bien narrada, gracias a una acertada visión y a un guión que echa mano de los mejores clásicos de este género; bastante Capriana en su actitud y con un humor que funciona distanciándose de lo meramente "teen" y accediendo a ciertas finezas más elaboradas del choque generacional.

- Probablemente haya olvidado por completo esta película dentro de un par de meses (es más que seguro), sin embargo, cuando algo haga que la recuerde, pensaré que mientras la veía pase un rato agradable que me proporcionó alguna que otra risita. Las interpretaciones no son, desde luego, brillantes, aunque tampoco decepcionan (en este tipo de films los actores no se encuentran en situaciones en las que puedan lograr magníficas interpretaciones) [...]. El guión tiene, en ocasiones, cierta relevancia repentina que, ciertamente, me ha sorprendido... y agradado sobremanera. Recomendable para todos aquellos a los que no les importe gastarse el dinero en una película de retención efímera.

- Me vienen a la memoria películas como " Ponte en mi lugar ", " Big ", " Regreso al futuro ", " De tal astilla... tal palo ", y seguro que si hago un poco más de memoria, seguiría con la lista. Ninguna de ellas es una gran película, ni una obra maestra, pero consigue lo lógico en estos casos, entretener al personal un tiempo considerable. A todos nos ha llamado enormemente la curiosidad alguna vez en nuestra vida, la posibilidad de volver al pasado, y modificar cosas y comportamientos con los cuales no estábamos conformes. Esa fórmula tiene el éxito seguro. Simplemente por morbo... ya se ha ganado a un gran público.

- Vaya sorpresa. Yo soy poco de Zac Efron. Para ser honesto, cuando empieza la película, tampoco era mucho de él. Pero luego va desarrollándose la trama y uno le ve la gracia, y comprueba el salero del muchacho, que como dicen por ahí, puede interpretar, y entiende por qué adolescentes y adultos no le quitan ojo. No sé qué vida útil tendrá el bueno de Zac teniendo en cuenta lo difícilísima que es la transición de niño guapo a adulto guapo. No me extrañaría nada que de aquí a un poco lo tuviéramos haciendo de drogadicto para conseguir el “respeto” de la Academia. Pobre. En la misma línea, “17 otra vez” es el recuerdo patente de lo cruel que es la cámara con el paso del tiempo y de cómo el cine de entretenimiento es una maquina de devorar que siempre pide más. Contemplar la decadencia física de Matt Perry al lado del pimpollo de Efron (que, no lo duden, está fotografíado muy esmeradamente) es un tanto doloroso para los seguidores de “Friends”. Si ven que hablo poco de Matt Perry es porque casi no sale, no se sorprendan.

- Está claro que hoy por hoy hay dos actores que tienen locas a las adolescentes de medio mundo. Uno de ellos es el inglés Robert Pattinson con su personaje de Edward en la saga "Crepúsculo" y el otro es el protagonista de esta película que nos ocupa, un atractivo Zac Effron que lleva prácticamente todo el peso de la misma con una soltura y profesionalidad que me han sorprendido muchísimo. La película es simple y llanamente lo que de ella se espera, es un entretenimiento correcto muy bien llevado por el joven Effron, sinceramente, creo que este chico tiene un buen futuro por delante en esto de protagonizar pelis si no se va por mal camino. Le da un buen revolcón a su compañero de fatigas, un Matthew Perry que no tiene prácticamente presencia en pantalla y que sigue sin encontrar su sitio en esto del cine. Desde que terminó la serie "Friends" a Perry, como a la mayoría de sus compañeros, se les acabó el chollo, la gallina de los huevos de oro desapareció y nada ha vuelto a ser igual, pobrecillo. La parte femenina la ponen la actriz Leslie Mann, mujer del director Judd Apatow, a la que es raro ver en proyectos que no estén relacionados con su amado esposo y que cumple correctamente con su papel, y una joven Michelle Trachtenberg más que cumplidora.

- Hay millones de comedias sexuales, comedias con gags clásicos y comedias de humor negro, cualquiera de este rubro puede convencer a 9 de cada 10 personas más que esta aparente trillada propuesta, pero estamos ante una pelicula se podría llegar a decir es una revelación en cuanto a ello, puesto que con un carabonita como tal lo es Zac Efron no se espera más que una especie de magia Made In Disney, más si lo que intenta tratar la trama es el tema de la adolescencia, que junto con el terror clase Z y la acción a bombardeos es de lo más banal que se puede presentar en una cartelera cinematográfica.

- Entretenido filme, con dosis de romanticismo, toques de humor eficaz y amable planteamiento en su visión del matrimonio y la familia. La historia se apoya como punto de partida en cintas del estilo de ¡Qué bello es vivir!, que algunos adultos recuerdan con gracia. Esta realización retoma gratamente el viejo tema de aprovechar las segundas oportunidades para recuperar el amor y la felicidad.

- Es una película que si te decides a verla, te vas a encontrar precisamente eso que esperas. Y precisamente no es nada de parabienes, pero curiosidades del destino, a pesar de ser un film que ya hemos visto, que sabemos toda la trama, que sabemos como va a acabar... y que probablemente cuando pasen menos de un par de semanas, recordaremos más bien poco de la película, lo que si es cierto es que nos acordaremos que al menos el tiempo que la estuvimos viendo fue agradable. Un buen ritmo durante todo el metraje, una situaciones bien dirigidas y en definitiva un buen rato sin más pretensiones... o si, si realmente queremos rememorar y ver que hubiera sido de nuestras vidas en aquel instante que tomaste un camino u otro. Agradable y simpática comedia típica americana.

- Sí, otra vez una película de como volver a la incombustible juventud y solucionar los problemas. No dudo de que es un tema bastante usado, pero la película no está del todo mal. Mas bien veámoslo como un buen guiño del siglo 21 a la película de Tom Hanks, con un guión entretenido y aceptable. Zac Efron, bomboncito de la juventud de hoy lleva bien su personaje y Matthew Perry en su rol de adulto también cumple su función


CARTEL DE LA PELICULA::





TRAILERS::





VER ONLINE SUBTITULADA::






ARTICULOS RELACIONADOS::


.. ..

No hay comentarios: