.

Ben-Hur (1959)


Sinopsis: Antigua Roma, bajo el reinado de los emperadores Augusto y Tiberio (s. I d.C.). Judá Ben-Hur (Charlton Heston), hijo de una familia noble de Jerusalén, y Mesala (Stephen Boyd), tribuno romano que dirige los ejércitos de ocupación, son dos antiguos amigos, pero un accidente involuntario los convierte en enemigos irreconciliables: Ben-Hur es acusado de atentar contra la vida del nuevo gobernador romano, y Mesala lo encarcela a él y a su familia. Mientras Ben-Hur es trasladado a galeras para cumplir su condena, un hombre llamado Jesús de Nazaret se apiada de él y le da de beber. En galeras conocerá al comandante de la nave (Jack Hawkins) y mas tarde a un jeque árabe (Hugh Griffith) que participa con sus magníficos caballos en carreras de cuadrigas.


Director: William Wyler

Guión: Karl Tunberg (Novela: Lewis Wallace)

Fotografía: Robert Surtees

Título original: Ben-Hur

País: Estados Unidos

VER ONLINE EN VOSE (1-2) - LATINO (3-4):  1 - 2 - 3 - 4


Lo que se dijo de esta película:

- No es casualidad que durante décadas Ben-Hur fuera la película con más Oscars (11) de la historia (y tampoco que su récord no haya sido todavía rebasado). Ben-Hur resume y condensa la quintaesencia del cine como entretenimiento y arte total: un espectáculo de principio a fin lleno de escenas épicas de una grandeza colosal, y al tiempo compuesto por maravillosas escenas íntimas -y llenas de detalles- no menos fascinantes. Todo al servicio de una memorable historia sobre la venganza y el perdón bifurcada en dos relatos que se entrecruzan y fluyen ante los ojos del espectador: el de Judá Ben-Hur como enemigo de su antiguo amigo Mesala, y el de Judá Ben-Hur como contemporáneo de Jesús de Nazaret. Un argumento genial. Personalmente en esta obra maestra absoluta del cine no dejo de asombrarme con las interpretaciones de Hawkins, Boyd y Griffith, pero sobre todo con la de un inmenso Charlton Heston que se imbuye psicológica y físicamente en una actuación portentosa (y no del todo reconocida). La vigencia plena de esta memorable aventura no se debe sólo a que la carrera de cuádrigas impresione todavía hoy, medio siglo después: se debe también a que la mirada de Heston/Ben Hur cuando llora, cuando ama y, sobre todo, cuando odia... esa mirada no se olvida jamás.

- "Un título que está más allá del bien y del mal, máximo ejemplo de una forma de entender el cine ya desaparecida

- "El Sr. Wyler y sus productores ponen el énfasis de forma inteligente y efectiva en los potentes y serios conflictos personales en este viejo relato heroico."

- "Un logro majestuoso, que representa una excelente mezcla de las artes cinematográficas de los maestros artesanos."

- "Enteras nuevas fronteras de aburrimiento se abrieron por este mastodonte de la MGM de 1959."

- "Poco puede acercarse a cautivar la grandeza y la calidad épica del magnífico número de William Wyler."

- "Si más tarde nos dimos cuenta de que las películas pueden ser mucho mejores que 'Ben-Hur', eso no le resta protagonismo al disfrute que la película todavía ofrece."

- Basada en la obra del general estadounidense Lew Wallace, el guión se basa en la amistad traicionada entre un oficial romano, Messala, y un príncipe judío, Judá Ben-Hur, condenado de por vida a galeras, tras ser acusado injustamente de intentar asesinar a un procurador romano y de ver confinadas en mazmorras a su madre y su hermana. El film narra la historia de la odisea de Ben-Hur, superada por alimentar un profundo sentimiento de odio y venganza, que alcanzará la redención a través del amor y el perdón inspirados en las enseñanzas y el ejemplo de un joven rabí de Nazareth, juzgado y condenado a morir crucificado.

- Las cifras de esta superproducción siguen siendo descomunales en la actualidad: 15 millones$, 350 actores con diálogo, 50.000 extras, 300 decorados distintos, el circo de Jerusalén reconstruido a tamaño natural con capacidad de albergar a 25.000 personas, 15.000 diseños de vestuario...

- BEN-HUR, un clásico del cine. De los que más se reponen y se ven continuamente. Y siempre cautiva al espectador con su historia tan apasionante, donde hay injusticia, amor, reencuentro, venganza, religión, milagro, etc. Magnífica. A pesar de su larga duración se ve con verdadero entusiasmo y deseo. Para mí, dos escenas puntuales (no revelan el argumento general del film) sobresalen e impactan hasta maravillar:
a) Cuando Ben-Hur caído en la desgracia más desoladora, recibe agua de un aldeano (Jesús de Nazaret) y el soldado romano que trata de impedirlo se queda casi petrificado ante el rostro de nazarero (que no se ve pero que se imagina) sin poder impedir que la misericordia venza a la inhumanidad.
b) Cuando Ben-Hur se reencuentra con alguien muy querido por él, en el patio de la que fue su antigua y espléndorosa casa, ahora en penumbras, falta de cuidados y deteriorada.

- Charlton Heston, excepcional, encarna a Ben-Hur con una rabia y un coraje que le dan fuerza a un personaje ya duro de por sí. La recreación de la Roma de época me parece estupenda y la mezcla de elementos como traición, amistad, rencor o esclavitud, con tan buena maña, acaba de convertir a una película en una leyenda.

- La película explica la historia de un personaje poseído por la sed de venganza, que lucha por su redención y ascenso social, sin renunciar a sus orígenes. No se toma la justicia por la mano, sino que espera la ocasión para vencer noblemente a su enemigo. Su fortaleza física y su habilidad como conductor de cuádrigas, le permiten afrontar su propósito sin prisas. Le interesan, además, otros objetivos, como la recuperación de la familia y la liberación de su pueblo de la tiranía romana. La obra enlaza la historia de Judah con la de Jesús de Nazaret, de quien recibe ayuda en un momento de extrema necesidad y con quien comparte edad. El narrador inicial del film, Baltasar de Alejandría (Finlay Currie), uno de los tres magos, recuerda la situación del pueblo judío en torno al año 1, el edicto de empadronamiento de Augusto y el nacimiento en Belén. Esther, hija del hombre de confianza de los Ben-Hur, enamorada de Judah, asiste al sermón de la Montaña y Judah, con la madre y la hermana, al via crucis y a la crucifixión. La película exalta las propuestas de amor universal y de perdón de los enemigos, que contrapone a los afanes de venganza que han inspirado la vida de Ben-Hur. Son escenas destacadas la batalla naval, la recepción multitudinaria de Quinto Arrio en Roma y la carrera de cuádrigas, la más emblemática.

- La música, de Miklos Rozsa, magnífica y vibrante, contiene temas tan sugestivos como "Judah y Esther" (romántico), "El valle de los leprosos" (sombrío), "La carrera de cuádrigas" (tensión), el de "Judah y Miriam" (ternura) y otros. La fotografía hace uso de planos breves y muy breves, picados y contrapicados y de perspectivas amplias, en las que reúne hasta 50.000 extras. La obertura se superpone a la imagen de la creación del hombre, de Miguel Ángel (Capilla Sixtina). El guión centra la atención en los aspectos humanos del relato. La interpretación de Heston es brillante y la de Boyd, meritoria. Destacan las de Hugh Griffith y Finlay Currie. La dirección aporta a la obra fuerza y fluidez narrativa.

- William Wyler sabe retratar perfectamente al ser humano con este trabajo, desde sus más bajos instintos y sentimientos, hasta sus principios y valores más elevados, dejándonos al final un añejo sabor sobre la pasta de la que están hechos los héroes, pues obviamente eso es lo que representa Ben-Hur, un héroe de leyenda.
Así que lo mejor que se puede hacer ante esta gran obra es disfrutarla y sumergirse completamente en su trama, pues nos viene a mostrar una manera de entender el cine irrepetible, que desgraciadamente está en peligro de extinción hoy día.



CARTEL DE LA PELÍCULA::








ARTÍCULOS RELACIONADOS::


.. ..

No hay comentarios: