.

Goodnight Mommy (2014)


26 de Enero de 2016
Sinopsis: Es pleno verano, y dos hermanos gemelos esperan pacientemente a que su madre regrese a casa tras una operación de cirugía plástica. Cuando llega con la cara completamente vendada se muestra fría, distante y obsesiva. El cambio en su personalidad hará que los niños se pregunten si la mujer es realmente su madre o se trata de una impostora.




Fotografía: Martin Gschlacht

Título original: Ich seh, Ich seh (Goodnight Mommy)

Género: Drama

País: Austria


CRITICAS::

- "Una magistral muestra de la habilidad cinematográfica del género para trascender sus limitaciones, dejando al espectador, no sólo asustado, sino transformado".

- "Un pequeño y retorcido horror lleno de premoniciones y giros malevolentes (...) Tiene impreso el potencial de película de culto".

- "Una película de terror grave y atmosférica, que trata su género y a su público con un respeto inusual, antes de escalar en sus últimos momentos hacia un final brillantemente inexorable".

- "Un cuento de hadas para los entusiastas de 'Dogtooth'".

- "Lejos de llevarnos al hastío y la desesperación, nos involucra y mantiene en tensión constante hasta un tercer acto que bien podría ser obra de alguien como el sádico Takashi Miike".

- "Un cuento macabro donde la paranoia y lo oscuro de la mente humana relucen en una forma donde el espectador sucumbe, es lo ofrecido en este manjar cinematográfico."

- Ahora que Michael Haneke parece más relajado que nunca, es bueno saber que la película que le puso en el mapa acaba de ser desplazada como una de las más violentas y salvajes de los últimos tiempos. Si su "Funny Games" (1997) apuntaba a la violencia latente en todos nosotros y la (in)justificación de según qué actos, en "Goodnight Mommy" la cosa se lleva más lejos añadiendo a la figura del doppleganger representada en forma de dos hermanos gemelos que tienen que asumir la convivencia con su madre, recién salida de una operación de reconstrucción facial. Ulrich Seidl, el nuevo loco oficial del cine europeo (Von Trier va al margen) produce el debut en la ficción de sus colaboradores Severin Fiala y Veronika Franz, y ambos lo aprovechan para llegar a la industria de la forma más salvaje posible.

- "Goodnight Mommy" no deja buen cuerpo, pero no lo pretende. Genera diálogo, que siempre es bueno, y se guarda alguna sorpresa argumental que tiene peso y relevancia y que funciona porque se van dejando pistas y encajan en un recuento final. En resumen, terror psicológico del bueno, perturbador, y realizado con inteligencia.

- Goodnight Mommy es como Funny Games de Haneke pero sin necesitar extraños que se ensañen con una familia, sino que aquí unos gemelos y su madre se bastan y se sobran para transmitir un mal rollo muy enfermizo.

- De toda la filmografía austriaca reciente, quizá no podamos mencionar a un director más influyente que Michael Haneke, un cineasta que ha sabido como muy pocos jugar con el espectador para hablar de la violencia sin necesidad de ser violento, a través de atmósferas pulcras y enrarecidas –“Funny Games”- o distorsionando de manera inocente pero malévola a los seres supuestamente más puros del planeta, los niños –“La cinta blanca”-. A partir de ahora, habrá que recordar otros dos nombres surgidos del país europeo, pertenecientes a toda una sola de directores que han acuñado un nuevo cine de género en el continente. Con su ópera prima, Severin Fiala y Veronika Franz aúnan esa maldad inherente y cándida del cine de Haneke con las propuestas más salvajes de Fabrice du Welz o el terror galo.

- Lo que plantean en “Goodnight Mommy” es un macabro cuento sobre las consecuencias del estrés postraumático en la mente infantil, en esos pequeños seres a los que creemos incapaces de la mayor de las atrocidades. Y se toma su tiempo para asentar sus bases. La película se divide en dos partes. En la primera la acción es pausada, pero nunca aburrida ni pesada, y sus directores la aprovechan para tejer esa atmósfera viciada por la que se mueven sus personajes, contrapuesta a la limpieza del blanco de las paredes de la casa de diseño en la que habitan. Juegan de manera extraordinaria con el público para hacerle ver fantasmas donde no hay más que drama familiar, para que acompañe a esos dos niños en la fantasía de que su madre –excepcional el trío protagonista- ha sido reemplazada por otra persona.

- Película calcada de "El otro" (1972) de Robert Mulligan. Para que el descaro no sea tan obvio la han adornado con planos secuencia lentos y apenas diálogos para darle un toque de "autor". También han recurrido un poquito al gore. Por lo demás es bastante correcta: fotografía, interpretación y uso del sonido y música. Tiene un acabado bastante elegante pero.... es que esta película ya se había hecho! CARAJO!. ¿Será un remake postmoderno y yo no me he enterado?

- El cine austriaco es conocido en sus orígenes –haciendo de lado sus cortometrajes de corte erótico de principio de siglo– por sus dramas y comedias románticas situadas en Viena del siglo XIX y hoy en día por dramas sociales basados en hechos reales, como Die Fälscher (2007) de Ruzowitzky o en su momento El séptimo continente (1989) de Haneke, punto y aparte este director quien Siempre ha sabido impresionar a la crítica en cualquier festival y por supuesto, a nosotros como simples consumidores del cine. Sin embargo cabe mencionarse la limitada expansión del cine austriaco restringiendo el género de terror a menos de 10 largometrajes, destacando a Angst (1983) de Gerald Kargl como el “primero” –¡debes verla!–,y Funny Games (1997) de Haneke como la película de culto que es. Por ello Goodnight Mommy es uno de los pocos pero valiosos filmes de terror tanto a nivel nacional como internacional.


CARTEL DE LA PELICULA::





TRAILERS::








ARTICULOS RELACIONADOS::

No hay comentarios: