.

Sabías que en la película "Krabat y el molino del diablo"


Sinopsis: Krabat es un chico huérfano que oye en sueños una voz que le insta a dirigirse a un viejo molino, donde él y otros aprendices serán iniciados en el arte de la magia negra. Aunque los seres demoníacos exigen a cambio un alto precio, el alma, la libertad e incluso la vida, Krabat no se resigna a acabar como sus compañeros. Remake libre de "Krabat", película dirigida en 1977 por Karel Zeman.

Reparto: David Kross, Daniel Brühl, Christian Redl, Robert Stadlober, Paula Kalenberg, Anna Thalbach, Hanno Koffler, Charly Hübner, Moritz Grove, Tom Wlaschiha, Mac Steinmeier.

Director: Marco Kreuzpaintner

Guión: Michael Gutmann, Marco Kreuzpaintner (Novela: Otfried Preußler)

Fotografía: Daniel Gottschalk

País: Alemania

Lo que se dijo de esta película:

- No es para niños, eso hay que advertirlo porque puede parecer que es algo tipo Harry Potter. Esta es más oscura y puede asustar a tiernos infantes. Basada en una leyenda típica bien contra mal se ve muy bien y, está correctamente realizada. No es ninguna joya espectacular pero tampoco es pretenciosa. Gustará más a los amantes del cine fantástico-terror que a los que esperen una película intelectual o de grandes planteamientos. Es entretenida y una versión más para enfrentar la parte oscura y la magia negra con el lado opuesto. Cada uno que tome partido por la que más le atraiga.

- 'Krabat y el Molino del Diablo' esta basada en la obra del escrito germano nacido en Checoslovaquia Otfried Preussler, cuya fuente de inspiración para su obra procede de la apropiación y conveniente adaptación de algun que otro mito y leyenda de su tierra (y sin entrar a valorar si existe en ella una posible "segunda lectura"). 'Krabat' se entiende como la versión alemana de las adaptaciones de los grandes estudios norteamericanos como 'Harry Potter' y demas, y cuyo reparto encabezan dos figuras con proyección internacional: David Kross (visto en 'El Lector') y Daniel Brühl ('Malditos Bastardos', 'Goodbye, Lenin!').

- Como adaptación que es de una obra literaria 'Krabat' es demasiado deudora de las palabras impresas en el papel. Cuando de una novela se trata existen varios preceptos posibles para acometer su adaptación, siendo el más relevante no perder de vista el material original pero ser consciente que se trata de hacer una buena película, algo que no siempre es compatible con una adaptación totalmente fidedigna. El material sobre el que se asienta este film no es lo suficientemente denso como para rellenar las dos horas de un metraje que, sumando un ritmo renqueante y una realización demasiado servil e impersonal, acaba por resultar algo pesado y cansino, desfalleciendo el relato conforme pasan los minutos por culpa de su excesiva duración, más por su tediosa cadencia y la carga sobre el film que ejerce que por algun otro defecto en particular.

- Krabat quiere ser aprendiz de brujo, experimentar la magia negra en su cuerpo, sentirse distinto y poderoso. Fiel a las frases tópicas del cine juvenil, todo esto se resume en la moraleja harto conocida "cualquier logro tiene su precio". Pero si analizamos la peli en detalle podemos observar que, más allá del cliché, este nos es presentado de forma bastante original.

- El concepto que ronda la peli se aborda desde el mal uso del poder. En ese aspecto es bueno ver como la magia negra resulta nefasta no desde la invocación de un demonio, sino desde una figura "paterna" tiránica que encarna al brujo mayor que no quiere despegarse de sus aprendices: liberación o dependencia. Si esta peli se realizara en norteamérica sería un derroche de excentricidades, por su parte los alemanes decidieron centrar la magia desde la forma de encarar las relaciones entre pares, o hacia las mayores autoridades. Y creo que salieron ganando.

- Fatigosa e interminable aventura con magia negra, que lucha por tirar del filón Potter con menos tontería que las películas basadas en los libracos de J.K. Rowling, pero con un resultado inmensamente más aburrido, primario y monótono.

- Una historia que me ha hecho viajar en el tiempo para disfrutar una vez más de un fantástico cuento contado por aquel cuentacuentos de los 80 de cálida voz y afables rasgos con su perrete parlanchín. Una conseguida película digna de tener más mención que ciertos filmes juveniles-fantásticos contemporáneos. Entretenido largometraje que evita moralinas e infantilismos (aunque no el amor...).

- En esto de las sectas secretas, una vez más se muestra en este drama fantástico y remake, que ya no se le pide a los aspirantes jurar fidelidad, ni guardar secretos sobre los ritos iniciación, que no existen, si no creer en alguna fuerza. De todas formas, más allá de los simbolismos que se puedan identificar en la historia, “Krabat y el molino del diablo” no pretende conciliar la sabiduría esotérica con un entorno a veces lleno de rebeldía (las palabras de Tonda: “No confiar demasiado en la mente, escucha a tu corazón”). Además, la tipificación de algunos elementos de la trama, quedan como anécdota.

- Hacía tiempo que no me aburría tanto con un fantastique. Deduzco que el defecto ya viene de raíz, de la novela pergeñada por un tal Otfried Preussler, de la que la película debe ser una fiel plasmación. Dejando aparte los F/X pobretones, no hay nada en la película que valga la pena reseñar (el pobre Daniel Brühl pasaba por allí y se deja rodar), tan cansino y poco inspirado es el guión. No ofende, los paisajes son bonitos, pero el terror o el hechizo de lo desconocido brillan por su ausencia. Una pena.

- No he tenido el placer ni la desgracia de leer la obra literaria en la que se basa esta película. Sólo meditaré en estas breves lineas que me da igual el que refleje una época decadente y oscura. La idea como siempre no está nada mal pero carece de la magia suficiente o necesaria para transportarnos dentro de la trama. Hay efectos muy logrados en cuanto a sortilegios de brujo se refiere , pero este molino maldito y esta especie de apología en favor de la libertad y el poder no dan la talla como para cautivar.

- Tanto la historia como el guión, son un completo desastre, dejando muchos cabos sueltos sin explicar ni resolver. Desde el primer momento la historia que nos cuenta no engancha, llegando a aburrir, deseando que todo termina cuanto antes y pronto. Los actores son nefastos, no llegas a conectar con ellos, por lo planos e insulsos que son. Y cuando tanto la historia como los actores fallan en un película, la ambientación ni los decorados cuentan para nada ni te dicen nada

- La adaptación de una novela fantástica, en este caso la obra de Otfried Preubler, nunca debe de ser fácil. Para empezar está el reto de atraer a un público preadolescente o adolescente demasiado acostumbrado a los videojuegos espectáculares y a las apuestas fantásticas (y van unas cuantas ya) claramente palomiteras de Hollywoood. Luego está la dificultad de crear unos efectos especiales que no resulten ridículos o falsos, cuando no se dispone de un mega-presupuesto como el de Harry Potter y compañía.





Te invitamos a ver esta película:







<==========================>




No hay comentarios: