.

Oda a mi padre (2014)


Sinopsis: En diciembre de 1950, cuando comienza la guerra de Corea, un niño se despide de su padre, que va a la guerra, y le promete cuidar de la familia. A pesar del paso de los años, nunca olvidará su promesa.

Reparto: Hwang Jeong-min, Kim Yunjin, Oh Dal-su, Jung Jin-young, Jang Young-nam, Ra Mi-ran, Kim Seul-ki, Stella Choe

Director: Youn Jk

Guión: Soo-jin Park

Música: Lee Byung-woo

Título original: Gukjesijang

País: Corea del Sur


CRITICAS::

- "Ambiciosa, espectacular y, en lo técnico, excelentemente ejecutada. Acaba erigiéndose en un colosal monumento a la pornografía sentimental agrede con saña a la capacidad de contención de los lacrimales del espectador."

- "Prefiere tocar las teclas del melodrama, la intensidad emocional y la identificación de varias generaciones con eficacia técnica, pero aceptada ranciedad en lo demás."

- "'Gukjesijang' puede que les haya dejado muertos en Corea del Sur, pero su dolor empaquetado y su estructura en viñetas es probable que dejen frío al público occidental."

- "Tocando la fibra sensible de manera descarada aunque persuasiva, 'Gukjesijang' es un melodrama épico de Corea del Sur que captura más de medio siglo de la historia reciente a través de los ojos de un tendero de la calle."

- Cuando en 1950 estalla la guerra que divide a Corea, un niño llamado Deok-Su tiene que despedirse de su padre y le promete que siempre protegerá a la familia en su lugar. Este es el punto de partida de "Oda a mi padre", un film que han visto 14 millones de surcoreanos.

- La película cuenta la epopeya de Deok-Su durante 6 décadas: un “viaje a la esperanza” desde su infancia y juventud, hasta su madurez junto a su mujer, sus hijos y sus nietos. Se comprende que haya tenido un éxito espectacular en su país, porque lo que narra forma parte de la historia reciente de Corea del Sur, de sus gentes, de sus dramas y de sus alegrías. Pero la cinta está salpicada de valores universales, fácilmente reconocibles por cualquier tipo de espectador: el valor del sacrificio, de la constancia, de la lealtad en los afectos, del perdón, de la compasión, de la generosidad…

- Es una versión nostálgica, edulcorada, y probablemente reduccionista de la historia de Corea del Sur desde la guerra civil hasta nuestros días. El homenaje a la generación de los padres del director, de su memoria individual trasladada a la memoria colectiva de un país, puede que inaugure un nueva épica coreana, pero resulta difícil asimilar por un espectador no coreano. Que ha gustado a un amplio público en Corea es obvio pues la película les pone enfrente, como un espejo deformante, una visión amable y justificativa de sus vidas en las que su país ha pasado de la pobreza a la riqueza, de la lucha por la superviviencia a la estabilidad, que no la paz.

- "Oda a mi padre" es la sexta película del director Youn Jk y por ahora su mayor éxito. Con más de 14 millones de espectadores en los cines coreanos, su viaje a través de la historia reciente del país, sus conflictos y tragedias, parece haber hecho mella en un público muy amplio, presentando una realidad con la que muchos se sienten identificados. Considerada por algunos como la "Forrest Gump" coreana, su argumento sigue la vida de un hombre llamado Duk-soo durante 64 años, desde su infancia hasta la época actual, a modo de biografía ficticia a través de la cual se retrata toda una sucesión de acontecimientos históricos memorables, al tiempo que se mantiene un nexo común en todos ellos a través de una tienda que el protagonista quiere conservar a toda costa.

- Youn en esta cinta no deja lugar a dudas. Su propósito es contar una historia de carácter universal, en la que los espectadores, sean quienes sean, se vean capaces de identificarse con lo que se narra. Prescinde en su mayor parte de debates y lecturas políticas y se limita a contar, con gran énfasis, el melodrama de la vida de Duk-soo. De hecho, su tono en muchas ocasiones peca de una ingenuidad que según la escena podría ser considerada ofensiva o peligrosa, sin ir más lejos en los arrebatos patrióticos y chovinistas de muchos personajes a lo largo de la narración, que llegan a resultar molestos. Pero todo esto queda justificado en el momento en que su director manifiesta la intención de darle un carácter de universalidad a la película y de convertirla por tanto en algo que llegue a las masas, a través de sus vivencias y recuerdos y de aquello con lo que todo el país, sin distinción, puede identificarse.

- Como melodrama, de hecho, me parece en gran parte fallido. Personalmente, no veo la narración fragmentada de episodios tristes o significativos, típica de muchos biopics y también utilizada aquí, como la mejor opción a la hora de resaltar las emociones, ya que el riesgo de que el espectador se identifique con situaciones concretas en vez de con personajes es elevado, y así ocurre en esta película en la que la visión global se ve comprometida en favor del énfasis en cada fase de la historia. Un énfasis que, desgraciadamente, no siempre funciona. Ahí queda por ejemplo la infumable secuencia de la huida del ejército chino, que entre los diálogos rimbombantes y los gritos desmesurados logra que una tragedia que a la larga definirá la vida y motivaciones de su protagonista parezca un mal chiste.

- En cualquier caso, sus carencias no son obstáculo para que la cinta logre despegar en un buen número de ocasiones, aunque no de forma continua. La irregularidad se convierte en la principal cualidad de una narración capaz de transportar hacia una emoción intensa en una escena, utilizando con pericia los recursos cinematográficos y narrando con eficacia y concisión, y de perderte por completo en el camino en otra, al cargar las tintas sin preocuparse siquiera en ocasiones de mantener algo de coherencia. Aún así, con todos sus fallos, la película consigue de alguna manera hacer converger todo lo narrado hasta el momento en unos veinte minutos finales excepcionales, culminando con un final digno y memorable una historia que hasta ese mismo momento había echado de menos una visión global que valiese la pena.

- He visto este film en el "Cicle de cinema espiritual de Catalunya", y me ha parecido muy deficiente, dejando aparte que la sala apestase a fe y a naftalina, técnicamente es un largometraje malísimo. Tradición, Patria, Familia, Fidelidad... unos ideales un poco pasados de moda en el siglo XXI, aunque la crítica al egoísmo puede estar bién, igual que el tema del drama de los refugiados, desgraciadament muy actual. Si se intenta vender una "buena moral universal", existen otros films extraordinarios, aunque esta "moral correcta" puede no verse igual en el seno de las diferentes sociedades y culturas. Estéticamente, lo Bueno, es ambiguo, dependiendo del punto de vista, igual que lo Bello...



CARTEL DE LA PELICULA::




TRAILERS:





VER ONLINE ESPAÑOL(1)  🔺  SUBTITULOS(2)::








ARTICULOS RELACIONADOS::

No hay comentarios: