.

Sabías que en la película "Burke and Hare"


Sinopsis: Comedia negra, ambientada en el siglo XIX, sobre unos profanadores de tumbas que se dedican al lucrativo negocio de proveer de cadáveres una escuela de medicina de Edimburgo.


Director: John Landis


Fotografía: John Mathieson

Título original: Burke and Hare

País: Reino Unido

Lo que se dijo de esta película:

- "Es en general entretenida, con suficientes risas e ingenio como para compensar algunos gags escatológicos."

- Ya lo manifestó Woody Allen en "Melinda y Melinda": La vida puede ser una comedia o una tragedia según se mire. Pues bien, John Landis hace honor a esta frase contándo una historia verídica que ocurrió en la Escocia de 1828, donde William Burke y William Hare, dos inmigantes irlandeses, se dedicaron a ganarse la vida matando a gente y vendiendo sus cadaveres a un prestigioso colegio de medicos para abastecer de materia prima a un doctor especialista en anatomía. Eso si, transcurriendo todo en un prisma humorístico que convierte a esta simpatíca película en una "comedia negra".

- El veterano John Landis despierta por fin de buen humor tras un larguísimo y desapacible letargo plagado de ronquidos, ventosidades y malos sueños para sorprender con una de las comedias negras mejor interpretadas, más graciosas y con más mala leche de los últimos años. Divertidísima opereta macabra digna de unos Monty Python en sus mejores tiempos. ¡Y sin zombies!.

- Burke y Hare son dos habitantes de Edimburgo del siglo XIX. El orgullo de Edimburgo es el progreso médico de la ciudad, por que estamos en tiempos de la ilustración, es decir de luz, de ciencia, de razón, de progreso... Ante esto los habitantes de Edimburgo no viven muy bien, conseguir dinero es difícil y muchos recurren a la picaresca y a la invención de cualquier negocio rentable. Este es el caso de Burke y Hare (Pegg y Serkis) que consiguiendo cadáveres van a ser a la base del progreso médico.

- Esta peli tampoco es una obra maestra, pero puede presumir de impecable factura, simpatía cómplice, final perfecto y bien medido ritmo. Y, hablando de ritmo y para que luego no me regañe FullPush (ni nadie) por no preocuparme por las bandas sonoras, en los créditos finales de Burke and Hare suena la misma canción que ya he escuchado en, al menos, 10 pelis más: I would walk 500 miles, del grupo The Proclaimers. La canción es maja, pero no entiendo esa obsesión por ponerla en todas las películas.

- Deliciosa comedia negra que significa el regreso del maestro John Landis a la dirección quien nos regala esta modesta pieza de orfebrería alejada de los excesos de sus anteriores películas y que basa la mayor parte de su encanto en varios actores en estado de gracia y un diseño de producción a prueba de bombas. En realidad la película no cuenta demasiado (el guión es realmente débil) pero ver desfilar a todos esos actores en esos magníficos escenarios dirigidos con mano firme por el maestro Landis ya vale la pena. Deleite solo recomendable a los degustadores de lo british o fans del humor negro que encontrarán en esta desconocida joya algo entretenido (aunque no demasiado meritorio para honestos).

- "Son varias y de diferente calidad las películas rodadas sobre los celebres asesinos decimonónicos Burke y Hare, ya que a mi juicio el tema este de ladrones de cadáveres para la venta a profesional de la medicina que ante lo cada vez más difícil de obtener cuerpos recientes (llego a existir tal psicosis ciudadana ante la abundancia de casos que los familiares llegaban a dormir largas temporadas junto a la tumba de sus finados) decidieron fabricarlos ellos mismos, resulta muy atractivo, macabro, e inquietante, plasmado en imágenes". Con este párrafo encabezaba mi reseña de la buena "La carne y el demonio 1960", y acababa haciendo mención a la inminente aparición de otra película de la mano de John Landis con la famosa pareja de asesinos por medio.

- Tras 12 años sin estrenar un largometraje en cine el director americano John Landis vuelve con esta fallida incursión en el género de la comedia negra a la que se le detenta bastante desequilibrio. Se basa en las desventuras verídicas de un par de asesinos en serie en Edimburgo, dos desgraciados que se aprovechaban de mendigos, ancianos y retrasados para sus “hazañas”, ello en plena primera mitad del SXIX. Está producida por los otrora grandes Ealing Studios impulsora de grandes comedias oscuras como “8 Sentencias De Muerte”, “El Quinteto De La Muerte” u “Oro En Barras”, Landis al parecer aspiraba a reflejar este espíritu en su film pero está lejos de de estas maravillas, quería incluso hacer de sus protagonistas una especie de Laurel y Hardy, errático es lo mejor que se le puede decir.

- Comedia muy negra ambientada en la época victoriana cuya premisa se agota rápidamente y que sobrevive a duras penas gracias a la química humorística de su dúo protagonista, graciosamente compuesto por el prolífico Simon Pegg y el camaleónico Andy "Gollum" Serkis. El director John Landis se siente realmente cómodo en un género que domina a la perfección, manteniendo su aceptable y habitual línea de humor irreverente y alocado que siempre ha caracterizado su cine. Con algunas escenas prescindibles y algunos gags que nos sonsacarán varias sonrisas, estamos ante un largometraje sin pretensiones que por lo menos nos hará pasar un buen rato.

- No es encontramos ante una historia bien interpretada, bien caracterizada y con una gran factura, pero falla lo más importante: El guión. La cinta pretende ser una comedia gamberra, pero sus chistes no hacen gracia (cosa rara teniendo al gran Simon Pegg), y por momentos tediosa. Podría haber sido una gran comedia, pero ese fallo tan importante, lastra todo el conjunto. Y me sabe mal decirlo, porque con ese plantel de actores, y el dinero invertido, no comprendes como ha podido salir algo tan mediocre. Esperemos que Pegg elija mejor sus guiones, ahora toca esperar a que llegue 'Paul', otra vez con su gran compi Nick Frost.



Tráiler:





Te invitamos a ver esta película, en Español:


Opción 2             Opción 3


<==========================>


No hay comentarios: