.

Sabías que en la película "¿Qué culpa tiene el niño?"


Sinopsis: Después de una divertida y tremenda borrachera, Maru (Karla Souza) y Renato (Ricardo Abarca), se llevan una sorpresa que no estaba dentro de sus planes, por lo que ambos deberán decidir cómo lidiar con este pequeñito asunto.


Director: Gustavo Loza

Guión: Gustavo Loza

Fotografía: Carlos Hidalgo

Título original: ¿Qué culpa tiene el niño?

País: México

Lo que se dijo de esta película:

- "No se trata de una joya –de hecho, está muy lejos de serlo–, pero es un producto de género, muy ligero, que puede ser entretenido."

- "Con algunas escenas bien logradas, en cuanto a comedia se refiere, la cinta adolece de algunos elementos, por ejemplo, se percibe cierto humor forzado, personajes secundarios irrelevantes sólo busca entretener, aunque lo consigue a medias tintas."

- Si bien la película carece de momentos de genuina comicidad, los cuales suelen estar a cargo del personaje televisivo que interpreta Mara Escalante y quien aparece pocas veces en pantalla, y a pesar de ser todo un compendio de lugares comunes y clichés propios del género, la historia llega por momentos a funcionar sin ser sobresaliente.

- Es innegable el carisma de Karla Souza y su capacidad para sostener por ella misma una película ligera y sin mayores pretensiones, con un guión endeble y personajes mal desarrollados, a los que sacan adelante el oficio de actores como Jesús Ochoa, pero que pierde bastante ante la forzada aparición de personajes como el ahora infaltable en cuanta comedia mexicana se estrena: Mauricio Barrientos, un tipo con muchos amigos que hacen el cine mexicano actual a los que les parece un tipo gracioso.

- Vacía, inofensiva y nada original, ‘¿Qué culpa tiene el niño?’ apenas funciona gracias a su protagonista y a pesar del gran vicio de los realizadores mexicanos: el apegarse a una fórmula propia de las telenovelas.

- Comedia barata y obsoleta, con bromas ya muy gastadas, el trama más usado en todas las comedias románticas, personajes clichés, una Karla Souza que sólo deslumbra por su belleza, la única escena destacable es la del vídeo, pero de ahí en más nada rescatable.

- "¿Qué culpa tiene el niño?" es una comedia estereotípica bien llevada a cabo a la que no veo necesidad de juzgar con extrema dureza, me parece que lo que tiene para dar lo da de modo correcto y aquello que está fuera de su alcance se limita a no tocarlo. El guión es de lo más simple que podamos encontrarnos, si bien tiene un par de giros que funcionan muy a la fuerza, sí alcanzan un efecto que acaba siendo útil para el desarrollo emocional de la trama, que a su vez pudo haber llegado a puertos más provechosos si sus personajes de soporte se hubieran desarrollado con mayor eficacia. Repito, pocas cosas hubieran servido para mejorar una película destinada exclusivamente para hacer reír a un público masivo cuyos estándares exigen el entretenimiento más básico y efectivo.

- Aconsejo el visionado de este filme a todo aquel que busque pasar la tarde con una cinta divertida y poco demandante, me parece que es la opción ideal para ver con amigos o pareja mientras nos comemos unas palomitas de 350 pesos. Creo que no hay que darle más rodeos, "¿Qué culpa tiene el niño?" es un producto de buena manufactura que nos puede dar si estamos dispuestos a recibir. Recomendada.

- Resulta irónico que la presentación de este auténtico churro coincidiera con la LVII edición de los Premios Ariel, con la cual la gente se enteró de que existe una película llamada “Las Elegidas” la cual se llevó el máximo galardón y tuvo una escasa exhibición en salas, al igual que “600 millas”, “Un monstruo de mil cabezas” y demás cintas que valen muchísimo la pena y que bien podrían tener cabida en los cines junto con el resto. Incluso hay películas extranjeras que no son tan comerciales pero que son malísimas (lo “no comercial” no asegura la calidad) y se terminan exhibiendo más que películas nacionales excelentes.

- Esta es una película muy entretenida y divertidísima. Si buscas pasar un rato de buen humor, de risa constante y por momentos a carcajadas no te la puedes perder. Las actuaciones en general son buenas, destacando la de Jesús Ochoa, quien se consolida como un gran comediante. La película no pierde el ritmo, salvo por algunos pequeños lapsos, lo que hace que fluya de manera constante. Ciertamente no tiene grandes pretensiones, pues su propósito fundamental es entretener y divertir, lo cual logra correctamente y se agradece; sin embargo, sí tiene un trasfondo de crítica social al hacer coincidir y contrastar estratos polarizados del México actual, exhibiendo algunos excesos de ambas que dan pie a su propuesta de humor. En todo caso, reitero, es una comedia romántica ligera que cumple perfectamente con su cometido si el espectador no asiste en plan de crítico de cine.



Tráiler:





Te invitamos a ver esta película:


Opción 2      Opción 3      Opción 4


<=======================>


No hay comentarios: