.

Sabías que en la película "Idol"


Sinopsis: Película sobre el popular cantante palestino Mohammad Assaf, desde su niñez a su etapa adulta, y su vida en Gaza hasta su triunfo en el concurso de talentos 'Arab Idol'.


Director: Hany Abu-Assad


Fotografía: Ehab Assal

Título original: Ya Tayr El Tayer (Arab Idol)

País: Palestina

Lo que se dijo de esta película:

- "Una película un tanto desequilibrada, que se mueve en una onda melodramática pero con momentos de enraizada emoción. Hay demasiado programa en pantalla y poca reflexión"

- "Historia que merece ser contada que va siendo devorada por los materiales documentales que el cineasta intercala y que acaban demostrando tener mucha más fuerza dramática."

- "El interés de la cinta se encuentra en sus raros momentos cómicos, en unas imágenes de archivo que pueden causar pasmo, por lo fervorosas, y, sobre todo, en la auténtica historia que la ha inspirado."

- "El trabajo del Sr. Abu-Assad es decididamente sencillo en su planteamiento y eficientemente sentimental."

- "'The Idol' es irregular, pero encantadora y honesta."

- "Los fans de las películas anteriores de Abu-Assad puede que se queden confundidos por su tema, pero no es necesario preocuparse de que se haya vuelto blando."

- "Al presentar una versión un tanto ficticia del viaje de Assaf, el director palestino Hany Abu-Assad consigue lo más importante: 'The Idol' trata esto como un cuento, no como una historia real."

- "De los escombros de la guerra emerge una de las películas más irresistibles del año."

- La película es un tanto irregular, pero está cargada de emociones. Nada más comenzar ya supe que iba a gustarme. La historia comienza en 2005 con un joven Mohammad y su hermana Noor recorriendo las calles de su ciudad en la franja de Gaza en busca de dinero para comprar instrumentos y cumplir su sueño. Un sueño sencillo: cambiar el mundo con la voz de Mohammad. Ya en 2012, Mohammad se las ingenia para presentarse en El Cairo a las audiciones de "Arab Idol" y eso cambió la vida de muchas personas.

- La presencia de Mohammad Assaf en "Arab Idol" fue un hito en Palestina en particular y en mundo árabe en general. Algo tan sencillo como un programa de televisión dio esperanzas a millones de personas. Me quedo con eso, pero parece mentira que lo que no pueden hacer los líderes mundiales y la política lo logre (al menos en parte) la música o el deporte.

- El director de nacionalidad israelí hace un buen retrato de la sociedad árabe encerrada en su propia nación. No oculta su espíritu religioso ni el machismo imperante ni su alma latina y belicosa ni sus ganas de mejorar su vida dentro y fuera de Palestina. Me apetece destacar la escena de parkour entre cascotes de edificios derruidos que se convierten en un improvisado circuito de altos y bajos propicios para los saltos y para los desplazamientos en vertical o en horizontal.

- El mayor defecto de esta película es, por tanto, lo que no nos ofrece. Y si nos centramos en lo que nos da tampoco hay mucho que alabar. Los niños no tienen ni idea de actuar (y los actores que los doblan poco más podían hacer), hay diálogos pésimos y se vuelve pesada. Es cierto que escuchar al protagonista cantar gusta y que las imágenes finales (reales) emocionan, pero no es suficiente.

- Hany Abu-Assad es un director palestino a tener muy en cuenta, con gran proyección. Autor de dos obras importantes que fueron nominadas al Oscar a mejor película de habla no inglesa, Paradise Now y Omar, es un director que aprovecha siempre para plasmar en sus películas una mirada crítica con la dura situación de su país, y las injusticias que sufre.

- La película en su conjunto es un poco irregular, pero merece la pena ser vista porque ante todo es honesta, y demuestra que de los escombros de la guerra todavía pueden surgir películas encantadoras como ésta. “Yo solo quiero que mi voz y la de mi pueblo sea escuchada.”



Tráiler:





Te invitamos a ver esta película, en español:


Opción 2        Opción 3        Opción 4


<======================>


No hay comentarios: