.

Sabías que en la película "Bathory. La condesa de la sangre"



Sinopsis: El truculento cuento de la Condesa Elisabeth Bathory ha sido narrado por historiadores, escritores, poetas, músicos, pintores y directores de cine. La tradición cuenta que la Condesa Bathory fue la mayor asesina de la historia de la humanidad. La condesa torturaba a sus víctimas, solo mujeres, antes de matarlas. Se bañaba en su sangre y les arrancaba la carne con los dientes cuando aún vivían. ¿Pero es eso verdad? En cuatro siglos, no se ha descubierto ningún documento que aclare lo que pasó realmente. Esta película se opone diametralmente a la conocida leyenda.


Director: Juraj Jakubisko


Fotografía: Ján Duris

Título original: Bathory

País: Eslovaquia

Lo que se dijo de esta película:

- Convertir a este monstruoso ser humano en una segunda parte de Juana la Loca es algo que no podré perdonar al director o al guionista de semejante película. Y es que no quisiera ofender pero esta película es pura basura, no enumeraré todos los errores de fechas, e incluso nombres propios en los que cae la película, eso podía pasar.

- Así que ciertamente esta película tiene un envoltorio asombroso, un vestuario, un maquillaje, una ambientación lánguida y melancólica pero falla en su intento de redención del mal. Y no porque sea inmoral hacerlo, sino porque Anna Friel no tiene carisma suficiente para lograrlo. Si a mí me ponen una peli en la que Bin Laden es bueno, pero es una peli buena, convincente y poliédrica, le daré la nota que merezca, pese a no estar de acuerdo con el contenido.

- Lo más destacable, sin duda, la ambientación. Lo malo es que las interpretaciones que la acompañan no están a la altura del reto, resultando insulsas e impersonales. El hervidero de rumores que fue la vida de la tal Bathory sólo aparece reflejado en parte y la poesía que emana del personaje tenemos que ponerla nosotros porque en ella no se encuentra.

- Nada que ver con el mito, nada que ver con los sucesivos estudios históricos, de entre los cuales el más fascinante es, sin duda, la obra de Valentine Penrose, "La Condesa Sangrienta", a caballo entre el ensayo y la poesía. Sigue desierto el hueco existente en el cine sobre este personaje, abocado a la sexploitation o la rotunda vacuidad y cursilería como abandera esta cinta. Continúa vacía la grada de su trascendencia histórica y mítica, y vacío el trabajo actoral sobre este personaje legendario y seductor.... una auténtica pena. Guión imposible, sin ningún interés y con interpretaciones lamentables, desde los protagonistas hasta la más pura comparsa. Ambientación, decorados, fotografía y vestuario quedan inservibles ante este metraje que resulta intragable desde los primeros minutos. Quien sea capaz de ver esto, podrá tragarse también las obras completas de César Vidal o las tertulias de Intereconomía.

- Los actores no crean esa sensación de realidad necesaria para mantenernos en la trama, la larga duración, de repente surgen “efectos mágicos” de en medio de lo que se nos pretendía hacer ver como realidad histórica (en spoiler explico), que la condesita es una pobrecita de lo más buenecita que cura a la gente y todo, la aparición de un Caravaggio de la nada para tener un affair con la señora, de forma que todo ello lo que me acaba generando la idea de que los países participes de este film (Eslovaquia / Republica Checa / Hungria / Reino Unido) intentan un lavado de imagen de la Bathory.

- Pues eso, que da igual qué título le ponga a mi crítica. Imagino que Filmaffinity pide calificaciones del 1 al 10 porque la primera estrella representa el trabajo profesional que tantas veces se ejecuta bien (no todo es creatividad y narrativa en el cine); pero esta película se merece un cero y sin decimales, porque es mala hasta decir basta y un poquito. Y eso que la época y la leyenda de la condesa se prestaban a muchísimas cosas, por ejemplo, a una película de verdadero terror con el dolor de las víctimas reservado a los aposentos privados, inclusive a la posibilidad de un fondo último romántico. La sangre, con la cantidad de connotaciones que posee, y lo mal que se trata como elemento cinematográfico en tantos casos. Francamente, me importa un pepino el trabajo de maquillaje, vestuario, ambientación... no le da a uno el "cabreo" para fijarse.

- Las intrigas de palacio, en las que se basa buena parte de la película, están presentadas y desarrolladas sin el menor gancho. Un par de escenas sobrarían para contar lo mismo mejor. En cambio, lo hace en muchas, prolongando la situación de narración estancada y pesada pero sin clarificar más lo que debiera.



Tráiler:





Te invitamos a ver esta película, en Español:


Opción 2          Opción 3          Opción 4


<========================>


No hay comentarios: